Vozpópuli informa sobre los despidos masivos a militares a los 45 años

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (27 votes, average: 4,96 out of 5)
Cargando…
By 24 mayo, 2018Noticias

El pasado 28 de abril un reportaje publicado en las páginas de Vozpópuli, medio digital independiente, trataba en profundidad el tema de los despidos a militares una vez rebasada la edad de 45 años.

Despidos a militares, informa Vozpópuli

Se trata de uno de los temas más candentes relacionados con el ejército, que en los últimos tiempos ha sido objeto de debate incluso en el Congreso de los Diputados, a través de su Comisión de Defensa, que pidió una moratoria en los despidos masivos que finalmente no prosperó al no ser apoyada por el Partido Popular.

El reportaje de Vozpópuli sobre estos despidos, firmado por Carlos Frías, recogía varios testimonios de militares afectados por esta situación. Distintos profesionales, soldados con dilatada experiencia y a veces con muchas medallas que se ven obligados a una salida de las Fuerzas Armadas al cumplir dicha edad.

Reportaje en Vozpópuli sobre los despidos a militares al llegar a los 45 años

El 85% de los soldados y marineros de las Fuerza Armadas son temporales, y pierden su empleo a los 45 años si no se convierten en permanentes o promocionan a las escalas de oficiales o suboficiales.

Así lo establece la Ley de 2006 de Tropa y Marinería, que  indica que estos soldados deben abandonar el ejército cuando llegan a los 45 años. Sin embargo, esta situación plantea un grave problema, ya que la formación recibida por parte del Ministerio de Defensa no está homologada en el INEM.

Incluso se da el caso de profesionales administrativos que han trabajado más de veinticinco años para el ejército y que, una vez dados de baja, no pueden acreditarlo de ninguna manera para reiniciar su vida laboral. Lo mismo ocurre con conductores de camión que han trabajado durante años y años en las Fuerzas Armadas españolas y que carecen de certificado alguno que presentar ante una nueva empresa a la que puedan ofrecer sus servicios. Se calcula que hay en torno a 50.000 afectados.

Este problema se ve agravado por el hecho de que, hoy en día en España, el colectivo más desfavorecido a la hora de buscar empleo es precisamente el de los mayores de 45 años. De hecho, en estos momentos solo el 2% de las ofertas laborales españolas van dirigidas a este tramo de edad.

Testimonio de la Asociación 45 sin despidos 

Casos como estos son los que recoge el reportaje de Vozpópuli, que además ha contado con el testimonio de la asociación 45 sin despidos, un movimiento asociativo de carácter nacional que busca reivindicar los derechos de estos militares, por boca de su presidente Jenner López.

Asociación 45, movimiento reivindicativo para defender a los militares

Esta asociación inició el pasado 28 de abril en Cádiz una serie de movilizaciones para denunciar los despidos de los militares mayores de 45 años y la situación en la que estos quedan. Según López, estos profesionales no están contemplados por el estatuto del empleado público, con lo cual ningún tribunal puede declararse competente para resolver el problema.

Para López, la edad no puede ser un pretexto para provocar la salida forzosa del ejército. Además, denuncia en sus declaraciones a Vozpópuli la privatización de servicios del mismo ejército a empresas privadas que contratan a personas por encima de los 45 años. Para este militar, igual que se han privatizado servicios en la Sanidad y la Educación, ahora mismo se está procediendo a privatizar servicios en las Fuerzas Armadas. Privatizaciones que, en último término resultan más caras para las arcar públicas del Estado.

El presidente de la asociación 45 sin despidos reclama una segunda actividad para estos profesionales después de haber estado décadas formando filas, exactamente como ocurre en los cuerpos de la Policía y la Guardia Civil.

Denuncia López a través de la información de Vozpópuli que la generación de soldados que ahora ronda los 45 años es aquella que entró en el ejército cuando había trabajo y nadie quería alistarse. Los que fueron a Yugoslavia, Kosovo, los que limpiaron las playas gallegas en el Prestige y los que vigilaron en el atentado 11-M.

El análisis de López concluye afirmando que esta situación de despidos de los soldados veteranos no es más que un ERE encubierto.