1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (42 votes, average: 4,98 out of 5)
Cargando…

El Pacto de la Cumbre del Clima en París el pasado 14 de diciembre de 2015 está siendo uno de los principales temas comentados entre profesionales de la construcción tanto en reuniones privadas como también en marcos de debate públicos, en los que Becsa como empresa del sector con más de 40 años de experiencia y participación activa en servicios energéticos de crecimiento responsable, también participa en el planteamiento de argumentos y la toma de decisiones.

Becsa contribuye en la baja emisión de gases invernadero

El último debate en torno al preocupante estado del medio ambiente del planeta, así como en relación al Pacto de París, tuvo lugar en el 30 Salón Tecnológico de La Construcción de EXCO 2016, que se desarrolló en las instalaciones de Feria Valencia del 3 al 5 de febrero.

Este encuentro entre profesionales del sector de la construcción se realizó bajo el nombre del debate «Los Retos de la Edificación para contribuir al cumplimiento de los compromisos de Paris COP21″, en clara alusión al reciente Pacto de París y, sobre todo, a la responsabilidad que tienen empresas líderes en el sector de la edificación como Becsa, a la hora de proponer un desarrollo de las construcciones y de los materiales utilizados en ellas lo más responsable posible con el medioambiente.

En busca de un mundo con baja emisión de gases con efecto invernadero

Materiales 2015 2016
Planta hormigones  2056 4528
Planta aridos  2754 5864
Planta morteros 65487 54263

 

La presentación de las conclusiones de este debate al que se le ha categorizado también de «mesa de trabajo» por la utilidad de los argumentos planteados en ella, fue llevada a cabo por el Director General de Green Building Council España (GBCe).

Becsa fue uno de los participantes de esta mesa de trabajo en la que también estuvieron expertos profesionales de nivel tanto local como regional y donde se planteó no sólo las medidas que ya se están tomando a cabo sino, teniendo en cuenta que estaban allí presente representantes de los sectores más importantes para este cambio significativo, qué medidas futuras podían aportarse para conseguir una transición efectiva hacia una economía caracterizada por una baja emisión de gases con efecto invernadero. Entre estos sectores sobre los que se asienta la responsabilidad de tomar las decisiones adecuadas están obviamente las Administraciones Públicas, el sector de empresas ligadas al mundo financiero y también en materia de investigación el sector de la Universidad.

Las sensaciones después del debate fueron muy positivas, en buena parte debido a que se confirmaba, después del planteamiento de todos los profesionales presentes, que algunos de los retos de la edificación ya se pueden alcanzar. Un ejemplo de ello fue el objetivo para el año 2050 en relación al 2ºC de aumento sobre la temperatura global. Este aumento de temperatura está directamente vinculado al sector de la edificación y no superar las medidas acordadas en la Cumbre de París se convierte en objetivo prioritario que, tras lo expuesto en EXCO 2016, podría ya asumirse como el primer reto a cumplir de forma satisfactoria.

Pero éste no fue el único momento de acuerdo. La mesa de trabajo fue realmente efectiva en todos los sentidos. Entre otros aspectos destacables, hay que señalar la importancia de haber introducido por primera vez como objetivo práctico algunos conceptos relacionados con la Transición Energética. El fin de una economía con un nivel bajo en emisiones GEI pasa inevitablemente por esta transición. De las empresas responsables del sector de la edificación y la construcción depende en buena parte conseguir que esta transición se realice debidamente.

Otros conceptos planteados y debatidos en el acto fueron los de Economía Circular en el sector de la construcción o del Análisis de Ciclo de Vida, ambas pendientes de recibir criterios válidos con los que perseguir los objetivos adecuados en un entorno de crecimiento energético responsable. Junto a ellos tendrá que desarrollarse con la mayor efectividad posible la denominada habitabilidad ambiental, cuya relación con la pobreza energética es patente.

Los servicios energéticos de Becsa

La participación de Becsa en el debate de EXCO 2016 está más que justificado en base a la experiencia profesional que esta empresa de Castellón, con expansión internacional, ha demostrado a lo largo de 4 décadas.

Becsa ejerce de empresa consultora en relación a la oferta de servicios energéticos para otras empresas, así como también para los organismos públicos que lo solicitan. La compañía puede ofrecer sus recursos y experiencia para optimizar al máximo instalaciones que ya han sido construidas y de las que se busca aprovechar el máximo de energía posible, minimizar todo lo que se pueda la pérdida energética y, con ello, conseguir ahorrar en costes y proteger al medioambiente que nos rodea.

Esta relación de coste económico y preocupación ambiental es constante en muchas empresas y lo positivo es que la solución puede beneficiar a ambas partes. Para una empresa, el consumo relacionado con la energía gastada es uno de los gastos más importantes sobre los que debe invertir anualmente la empresa. Estos gastos influyen inevitablemente en el presupuesto final de la compañía, que tendrá que minimizar las inversiones en otros aspectos tan importantes como la calidad del servicio o de los productos si no quiere caer en pérdidas.

La acción de Becsa busca evitar y solucionar esta situación. Haciéndolo, además de apoyar el futuro rendimiento de la empresa, también consigue un uso más racional y eficiente de la energía. Gracias a la mejora de la eficiencia energética motivada por Becsa, las emisiones de CO2, que son la causa principal del cambio climático, se reducen todo lo posible.

La experiencia de Becsa le avala para poder explicar, como hizo al resto de profesionales presentes en la mesa de debate, las ventajas de un servicio de asesoramiento y posterior gestión de la energía, personalizado para cada cliente y con el objetivo máximo de conseguir la eficiencia energética que tanto estuvieron defendiendo países de todo el mundo en el pasado evento de París.

Además, Becsa tiene claro los pilares centrales necesarios para que esta eficiencia energética evolucione al mismo ritmo que las empresas y que los objetivos planteados desde la Cumbre del Clima. La tecnología, la innovación y la sostenibilidad deben ser estos pilares, aquello sobre lo que cualquier decisión debe asentarse para mejorar, por descontado, el rendimiento de una empresa, pero también para proteger y mejorar la salud del planeta.

 

Deja un comentario