Marketing en telefonía móvil en 2019

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 9 mayo, 2019Noticias

telefonía móvil

En varias ocasiones hemos analizado el marketing en el sector de la telefonía móvil. Es algo lógico, dado que el sector es uno de los más importantes a nivel comercial. Para poder motivar un consumo de este tipo, también tiene que apoyarse sobre estrategias de marketign que bien merecen un análisis.

En 2018 el marketing de la telefonía móvil tenía un grave obstáculo. No había innovación, el precio de los dispositivos se disparaba y las campañas no ofrecían un valor diferencial óptimo.

Por ese motivo, 2019 ha sido tan importante en la telefonía móvil, dado que ha motivado el desarrollo de software y hardware, que se conviertan en la punta de lanza de cualquier campaña.

Las cámaras fotográficas vuelven a ser tendencia

La cámara fotográfica ha sido hasta la doble lente uno de los desarrollos que mayor valor promocional tenía. Sin embargo, desde que Leica se alió con Huawei, era difícil superar el reto.

Ahora se ha conseguido, mediante el uso de tecnología, innovación y creatividad.

Algunas marcas apuestan por la triple lente, lo que parecería la evolución lógica. Sin embargo, encontramos diseños que llegan hasta las 5 lentes y, sorprendentemente, demuestran de forma práctica que la cantidad es sinónimo de calidad.

Otros desarrollos se basan en una mejora considerable de la calidad fotográfica, donde por fin la cantidad de MP (megapíxeles) en resolución deja de ser un factor decisivo.

Por otro lado, también se está marcando tendencia en la superposición externa de elementos de la cámara como el flash, que en algunos modelos aparece en una especie de aleta de tiburón, que sale automáticamente desde la parte superior del dispositivo móvil.

La doble pantalla deja fría a los usuarios

Samsung fue la primera en presentar la doble pantalla plegable. Ahora puede que sea la última en comercializar el producto que ha conseguido despertar la atención de los usuarios.

Varios fallos en la pantalla del Samsung Galaxy Fold han forzado el retraso indefinido del lanzamiento de este modelo.

No obstante,hay otro obstáculo que las marcas fabricantes tienen delante y es el precio de salida. Entre 1.000 y 2.000 euros, según cada modelo, cuesta obtener un teléfono móvil con pantalla plegable.

La batería, elemento diferenciador

Con las lentes de las cámaras agolpándose en distintas partes del móvil y la pantalla plegable constituida como un producto para ricos, la batería se convierte casi sin esperarlo en el elemento diferenciador, que está utilizándose cada vez más en las campañas de telefonía móvil.

Hay varios recursos relacionados que aprovechan este tirón. Entre ellos la capacidad de las baterías, obviamente. Pero también su capacidad de carga, la función de carga ultrarrápida en unos 10 minutos o incluso la utilización de una doble batería, para duplicar sus posibilidades.