Apple retira el iPod nano y el iPod shuffle. ¿Acierto promocional?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 28 Julio, 2017Noticias

iPos shuffle

Apple ha realizado recientemente un sorprendente anuncio. Sus dispositivos iPod nano, así como iPod shuffle, han sido completamente descatalogados. No será posible adquirir las versiones originales de este tipo de dispositivos en las tiendas físicas y virtuales de la compañía y, respecto a los distribuidores externos, tendrán stock hasta que se les agoten las existencias.

Estos dos dispositivos son los únicos modelos que Apple todavía distribuía sin posibilitar con su tecnología el acceso a música por streaming. Según la compañía, la existencia de modelos más actualizados que sí tienen esta funcionalidad así como la existencia de las mismas o incluso mejores prestaciones por parte de otros dispositivos como los últimos iPhone, justifican la descatalogación de estos dispositivos.

A nivel comercial Apple tiene toda la razón. Estos dispositivos no se venden y, por tanto, su desarrollo supone unos costes injustificados. Por tanto, esta es la decisión correcta en este sentido.

¿Acierta a nivel promocional Apple?

Apple siempre ha presentado una imagen de actualización constante. La empresa está especializada en ofrecer la última tecnología a sus clientes potenciales, con dispositivos actualizados, retirando los anteriores.

No obstante, es la primera vez que se descarta una línea de negocio por no poder competir en prestaciones respecto a otros productos. La pregunta que queda entonces es, ¿qué imagen muestra con esta decisión?

Apple mantiene su filosofía de trabajo en este sentido. Sin embargo podría estar incentivando (incluso sin quererlo) una nueva comercialización, fomentada en el espíritu retro.

La falta de conexión a Internet provoca la pérdida de clientes en relación a estos dos productos. Pero lo cierto es que justo estos últimos meses se ha experimentado un crecimiento en ventas de walkmans, incluso de aquellos modelos clásicos que representan fielmente los años 90, sin el más mero acercamiento a Internet.

De esta manera, tanto el iPod nano como el iPod shuffle se convierten en productos del pasado, dispositivos retro, que podrían tener su salida promocional. Apple se desmarca de esta estrategia, al menos de forma incipiente, luego es posible que se apunte a ello.

Los coleccionistas, en cambio, ya están frotándose las manos. Apple ha hecho un gran favor a los revendedores y, de seguro, sus productos descatalogados seguirán siendo vendidos a través de portales de comercio electrónico, aunque sea entre particulares.

Si Apple renuncia a esta comercialización, no traicionará promocionalmente su filosofía, pero perderá la posibilidad de sumarse a una moda realmente en tendencia ascendente, que podría reportarle beneficios por estos productos.