Lidl promociona su sostenibilidad eliminando las bolsas de plástico en España

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 6 junio, 2018Noticias

Sostenibilidad en Lidl

La sostenibilidad es uno de los valores promocionales que mayor rentabilidad ofrece en la actualidad. Lidl, la cadena de supermercados, ha anunciado una nueva medida en este sentido, con el que se gana el favor de la comunidad de consumidores.

Por qué la sostenibilidad es un elemento de marketing

Muchas empresas escogen estrategias sostenibles sobre su modelo de negocio, con el fin de desarrollar una filosofía corporativa de respeto hacia el medioambiente. Con esta imagen consiguen varios beneficios, desde económicos hasta promocionales.

Los usuarios confían más en empresas que tomen medidas de preservación con el entorno y, por tanto, el favoritismo hacia ellas va a motivar el consumo de sus productos y servicios.

De esta manera, una estrategia sostenible puede servir de promoción para atraer a nuevos clientes y afianzar a aquellos que ya tenía.

La estrategia sostenible de Lidl

En este sentido, Lidl ha anunciado que elimina sus bolsas de plástico. Tras una prueba en sus tiendas de Baleares, ha concluido que se puede afrontar la eliminación de estos elementos, pese a que el Gobierno ha dado de plazo a las empresas del sector hasta el 1 de enero del año 2021.

La cadena de supermercados iniciará esta medida en sus tiendas de Madrid y Barcelona y, posteriormente, ampliará al resto de establecimientos en la geografía española, intentando con ello que durante el presente año se haya adoptado en todos ellos.

Los clientes solo podrán comprar bolsas especiales, con una de plástico reciclado entre la oferta, además de usar (de momento) las bolsas de plástico para escoger productos a granel.

Con ello se espera ofrecer una ayuda importante al entorno, pero también supone una pérdida económica calculada en aproximadamente 1,5 millones de euros al año. Obviamente, esta reducción de sus ingresos se verá contrarrestada por el apoyo de aquellos consumidores que, además de tomar la decisión de su compra por precio y calidad de producto, prefieran acudir a una empresa que aplica medidas sostenibles de este tipo.

Posible impacto sobre el sector

Un factor como el de sostenibilidad, es un reclamo promocional cuando se es de los primeros en aplicarlo como es el caso de Lidl. No es de extrañar que posteriormente se extienda la medida entre el resto de empresas del sector, con el fin de presentar una imagen medioambiental similar.

No obstante, esta postura debe adoptarse pronto y de forma correcta. Retrasar demasiado la decisión o hacerlo mediante medidas más agresivas, como incrementando el precio de las otras bolsas, conllevaría un efecto contrario, por el que se podría llegar a perder clientela.