¿Necesitas una web o necesitas algo más?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 10 agosto, 2016Noticias

website

En el inicio de un proyecto profesional que tendrá (casi de manera imprescindible) una necesidad de presencia digital, los clientes se esfuerzan en conseguir el elemento imprescindible con el que debe iniciar su estrategia de marketing en el mundo online, una web corporativa.

Es cierto que su necesidad es, en la mayoría de los casos, un paso obvio parea comenzar a promocionar sus productos y servicios de forma online, sin embargo hoy en día tener una página web y cesar los trabajos de marketing en este estado es como comprar un coche sin ruedas y sin plantearse la necesidad de abastecerlo de gasolina. Nunca funcionará más que para ser visto por las visitas al garaje de nuestra casa.

Una página web mostrará efectivamente lo que podemos ofrecer de manera comercial, pero llevar de la mano a los clientes potenciales de nuestra web, para verla a través de un portátil del trabajo, no es más que una parte más del completo trabajo de marketing necesario en lo relativo a desarrollo online.

En primer lugar hay que tener en cuenta que la página web no se va a ver únicamente desde un ordenador personal, mucho menos desde la misma versión de sistema operativo o resolución de pantalla cada una de las veces que un usuario accede a nuestro website. Es más que probable que cada usuario utilizará un ordenador diferente para hacerlo y, con una frecuencia creciente, lo hará también desde dispositivos móviles, tanto smartphones como tablets.

El diseño responsive está abarcando todas las opciones necesarias para que el desarrollo de webs móviles quede en mera anécdota de transición, pero sigue siendo una parte importante a la hora de construir la presencia online.

A ello se le une un reciente actor integrante del grupo, que cada vez cobra mayor protagonismo, la aplicación móvil. Comercialmente una app está siendo valorada por igual o incluso superior precio que un website corriente, al menos en un gran número de casos. Las posibilidades comerciales de estos desarrollos para dispositivos móviles son casi innumerables y mucho más notorias que las de un website tradicional. La poca productividad del newsletter o mailings ha dejado paso a la muy eficaz estrategia de notificaciones personales, que convierten a estos recursos en todo un comodín comercial.

Pero no termina el proceso aquí. Una web sin presencia en las redes sociales está haciendo gala de un desconocimiento imperdonable de las tecnologías actuales y de las opciones de marketing que la era actual de Internet nos proporciona. Una página web debe estar tan cuidada como su perfil en Twitter o su página de Facebook, porque o bien los clientes le encontrarán antes ahí o, como mínimo, le buscarán para seguir todo lo que tenga que decir a sus contactos.

Por tanto, cuando un cliente necesita una web, en realidad necesita mucho más para empezar en el marketing digital.