El mejor momento para  aprovechar el marketing de afiliación

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 3 mayo, 2018Noticias

marketing de afiliados

El marketing de afiliación es una estrategia promocional y comercial utilizada desde hace muchos años, concretamente desde el nacimiento de la web 2.0. Sin embargo, las condiciones actuales del mercado hacen recomendable volcarse ahora en este tipo de estrategias, mucho más evolucionadas y rentables.

Qué es el marketing de afiliación

Para quienes desconozcan en qué consiste el marketing de afiliación, vamos a hacer a continuación un breve resumen.

El marketing de afiliación consiste en la promoción visual y de contenido de productos y servicios por parte de una gran empresa, a través de otras webs y blogs menores (afiliados), que publicitan estos contenidos a cambio de un porcentaje de los ingresos obtenidos por las ventas.

Ventajas del marketing de afiliación

El marketing de afiliación ofrece ventajas a ambas partes. Por un lado, la gran empresa que comercializa dichos productos y servicios a través de más canales que lo que representaría su propia tienda online.

Por parte de los afiliados, supone una oportunidad comercial sin necesidad de actuar en un sector concreto, abrir una empresa de compraventa ni tener su propia tienda online.

A nivel estético también supone un soporte importante visualmente, dado que completa un diseño web con atractivas campañas, destacando principalmente las que aprovechan el vídeo como recurso de venta.

Oportunidades actuales del marketing de afiliación

Pero si el marketing de afiliación siempre ha existido, la época actual es la más apropiada para invertir en él, gracias a los cambios que han acontecido en los últimos años.

En primer lugar, el auge del comercio electrónico. Anteriormente el marketing de afiliación se encontraba con el bajo ratio de ventas que suponía el e-commerce en el conjunto global del comercio nacional. Hoy en día se está confirmando un incremento constante y prácticamente ninguna gran empresa prescinde del comercio electrónico como vía de ingresos.

A las posibilidades comerciales se le une la evolución promocional. Mediante la tecnología de reconocimiento de información de los usuarios, es posible personalizar todas las campañas publicitarias existentes, sin necesidad de estar cambiando constantemente el código.

De esta forma, un usuario puede ver un anuncio concreto que está dirigido a sus propios intereses, mientras que en la misma web otro usuario puede ver publicitados otros productos y servicios acorde a su navegación anterior.

Gracias a esta nueva tecnología, el potencial comercial de estas campañas es mucho mayor y, por tanto, también lo es la rentabilidad tanto para afiliados como para la empresa anunciante.