El marketing retro como impulso de la alta tecnología

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 19 febrero, 2018Noticias

marketing retro

El marketing retro está, paradójicamente, de moda. Cada vez asistimos a más lanzamientos de productos basados en éxitos o desarrollos anteriores. Lo sorprendente es que no están presentándose como alternativas a los productos más innovadores, sino que se ofrecen complementarios a ellos y, de hecho, impulsan la venta de estos últimos. Analizamos a continuación este fenómeno:

Qué es el marketing retro

En primer lugar debemos identificar en qué consiste este tipo de marketing. Se basa en el desarrollo y posterior promoción de un producto desfasado con la tecnología anterior. En la telefonía móvil es donde mejor podemos entender este proceso.

Se escoge un modelo anterior clásico y se revisiona, con funciones limitadas a las que actualmente ofrece un smartphone de alta gama, pero con un diseño que rememora el estilo de la época en la que se comercializó.

Cómo impulsa el marketing retro a la alta tecnología

El marketing retro hace mella en el sentimiento nostálgico del usuario. Gracias a ello motiva su compra, pese a que el dispositivo que se pone a la venta no tiene ni de lejos las mismas prestaciones que un desarrollo actual corriente.

Gracias a esta adquisición, el usuario logra dos nuevas sensaciones. La primera de ellas la satisfacción por el recuerdo que permanecerá ahora constante a su lado y que creía haber perdido (posiblemente porque tal dispositivo en la práctica ya no lo tenía).

Una vez satisfecha la necesidad de rememorar el pasado, el presente se antepone con mucha mayor importancia. La brecha digital entre el dispositivo retro y el actual es evidente y el usuario se da cuenta de forma práctica de cuántas innovaciones puede ahora disfrutar,. en el caso de escoger un modelo de nueva generación, según el ejemplo que comentamos, de teléfonos móviles. Por tanto, la probabilidad de que adquiera el nuevo dispositivo de la marca es aún mayor, incluso después de haber adquirido el de género “retro”.

De hecho, este tipo de dispositivos nostálgicos son utilizados en mayor medida de forma secundaria y no habitual por los usuarios. Por tanto, la rentabilidad de los mismos y, sobre todo, la productividad comercial que ofrecen a la marca en conjunto al motivar la compra de más dispositivos complementarios, los presenta recomendables en la época actual, en la que el retro es tendencia.