El marketing del streaming

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 29 junio, 2018Noticias

marketing para streaming

El sector del streaming online está creciendo de una forma muy rápida. Los sectores que aborda cada vez son más amplios, desde cine y series hasta deporte y las opciones siguen desarrollándose.

Como todo sector, el streaming también requiere de un marketing relacionado con el que conseguir el mayor número de suscriptores posible. Analizamos en este artículo sus principales características, visiblemente diferentes a las de otros mercados.

El cebo inicial del streaming

“Prueba un mes gratis” se ha convertido en la frase de moda de estas plataformas. Es imprescindible. El streaming no es un servicio que pueda disfrutarse por todos por igual. No es una cuestión de diferenciación clasista, sino que depende de servicios y productos complementarios.

Aunque te interese un servicio de streaming, no sabes si tu conexión a Internet ofrecerá una rapidez y calidad adecuada, solo una primera prueba podrá ayudarte a comprobarlo.

Además, debes probar los dispositivos. Teléfonos móviles, ordenadores portátiles y, lo más importante de todo, las Smart TV, pueden presentar diferentes prestaciones de compatibilidad, calidad de imagen o incluso estabilidad de conexión, para cada uno de los servicios streaming existentes.

Producciones propias de compañías streaming

Además del servicio global del streaming, es el producto digital lo que más vende. Esto cada vez es más notorio en todos los sectores. El más conocido es Netflix, cuyas producciones propias son el principal gancho promocional con el que pueden conseguir nuevos clientes.

En videojuegos, por ejemplo, los pases mensuales permiten un servicio de streaming completo con cientos de juegos, de los que son los exclusivos los que marcan la diferencia.

No obstante, la producción propia también implica un arma de doble filo. Por un lado se establece un perfil de cliente concreto, precisamente por sus gustos de entretenimiento. Con producciones propias estos usuarios pueden encontrar desde especiales deportivos hasta programas de televisión, específicamente creados para este tipo de gustos.

Sin embargo, tiene una connotación negativa, que lo representa todo el grupo de usuarios que no está conforme con este estilo de producciones propias. Es imposible poder crear producciones propias para todos los gustos. Por tanto, hay que delimitar un perfil de público al que dirigirse.

La ventaja adicional es el hecho de que el streaming se está convirtiendo en un servicio global. No interesa solo a jóvenes, ni tan solo a usuarios con determinados gustos. Desde pequeños hasta mayores, pueden encontrar cada vez más opciones interesantes en el streaming, algo que también la evolución del sector tecnológico y de Internet, así como el mayor conocimiento de la gestión de estos contenidos digitales, permite disfrutar a mayor cantidad de usuarios.