La moda Classic en videojuegos se consolida

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

PlayStation Classic

En algunos sectores como el de los videojuegos (cuyo impacto económico en 2017 superó los 3.500 millones de euros), las generaciones se suceden sin que haya sustitución del perfil.

Esto, por ejemplo, sucede con el fútbol, donde puede ir desde el abuelo hasta el nieto a ver el partido. Pero no sucede en otros ámbitos del entretenimiento como por ejemplo la música electrónica, que tiene una edad media que abarca casi el 90% de asistentes.

En los videojuegos sí se comparte generacionalmente el uso del producto y, por tanto, esto abre la puerta a nuevas oportunidades comerciales, como el del consumo por nostalgia.

Nintendo lo explota desde hace años con versiones de sus icónicas consolas hacia consumidores que las disfrutaron (o desearon hacerlo) hace casi 30 años. Ahora siguen siendo consumidores pero con un mayor poder adquisitivo, por lo que son potencialmente rentables.

Nintendo Classic Mini y Super Nintendo Classic Mini se dieron a conocer los últimos años, con un éxito de ventas, que llegó incluso a generar polémica por la falta de stock a nivel mundial.

Mientras Nintendo prosigue buscando nuevas ideas de rentabilidad de sus productos de épocas anteriores, la competencia ha despertado. De una forma más tímida lo ha hecho la japonesa SNK, que lanza su NeoGeo Classic con 40 juegos incluidos y un precio por encima del resto, aunque con un diseño que simula una máquina recreativa muy sugerente.

Sin embargo, la consola más famosa ha sido la que mayor expectación ha creado, pues Sony ha anunciado oficialmente el lanzamiento estas Navidades de PlayStation Classic Mini.

¿Por qué ha tardado tanto Sony en acercarse a la moda retro?

Sony ha realizado con la PlayStation Classic la misma jugada que con la PlayStation original, aunque por motivos diferentes. Ante una audiencia ya madura en el sector retro, que es capaz de reconocer la calidad de estos productos e invertir en ella, entonces saca algo mejorando todo lo anterior.

PlayStation ofrecía juegos económicos y de mayores prestaciones que la competencia y fue la consola más vendida por mucho tiempo. Con la versión Classic llama la nostalgia de los anteriores propietarios y remarca el peso que tuvo en la industria, incorporando juegos no confirmados, pero avanzando títulos que demuestran que quieren demostrar que es la mejor Classic de todas las anteriores.

De esta forma, Sony aprovecha un terreno que ha sembrado Nintendo, Sega en menor medida e incluso SNK, para sacar ella los frutos, obviamente con un producto que destila calidad, si no no podría conseguirlo.

La duda se genera sobre el futuro de la moda Classic, retro o nostálgica. ¿Debe seguir evolucionando hasta nuestros días vendiendo consolas descatalogadas aunque tengan pocos años? Los más coleccionistas argumentan que sí, por lo que si el margen de inversión y desarrollo respecto a la rentabilidad es interesante, todavía quedan muchas Classic por salir al mercado.