Disney rompe su contrato con Netflix y anuncia su propio servicio de streaming de películas y series

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

netflix y disney
Esta semana nos hemos llevado una de las sorpresas más impactantes al conocer que Disney ha roto su contrato con Netflix y ha anunciado su propio servicio de streaming. Un contrato multimillonario que ha hecho aguas a pesar de tener un valor superior a los 5.000 millones de dólares.

La industria del cine se ha dado cuenta de que los estrenos de cine cada vez llaman a manos personas a las salas, la gente quiere ver películas nuevas y la cartelera de cine en su casa con una app de streaming. Y es que, la comodidad de poder ver pelis en tu ordenador, un iPad, la televisión o incluso en tu smartphone no tiene comparación.

El ocio para jóvenes tiene el handicap de que debe buscar el equilibrio entre la popularidad y un coste relativamente asequible, algo que el cine tradicional lleva mucho tiempo que no es capaz de ofrecer.

Netflix era sólo el comodín temporal hasta que surgiese una plataforma de streaming propia como ya tiene HBO. No tiene sentido que la mayor productora de contenido audiovisual del mundo dependa de una compañía externa para poder emitir sus series y estrenos de cine.

Disney es dueña de ABC, Pixar, Marvel y Star Wars

Disney tiene un catálogo de películas abrumador, además de poseer cadenas de televisión tan importantes como ABC o Disney Channel, también han comprado estudios y franquicias multimillonarias como Pixar, Star Wars o Marvel.

Desde que Disney compró Star Wars hace 3 años se han anunciado 9 películas de la saga, 6 de la historia principal y 3 spin off, más que el conjunto del universo Star Wars en toda su historia. Con Marvel está ocurriendo lo mismo, ya cuentan con una plantilla de super héroes abrumadora que ha hecho que la cartelera de cine esté inundada de super poderes.

Pixar es sin duda uno de los estudios de cine que más éxito tienen, han conseguido hacer que el cine de animación sea atractivo para niños y adultos, sentando un precedente que no han tardado en imitar otros estudios como Dreamworks.

Si Disney será capaz de igualar los más de 100 millones de suscriptores de pago de Netflix es difícil de prever, lo que está claro es que cuentan con el catálogo suficiente como para lanzar una plataforma de streaming de éxito.