Claves de la evolución en la Apple KeyNote

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…
By 14 septiembre, 2018Noticias

Apple KeyNote 2018

Apple tiene todos los veranos una cita ineludible tanto con sus clientes más defensores, como también con los inversores, que quieren saber cómo se antoja la recta final de año, la más rentable en términos de ingresos y beneficios.

Para ello celebra en septiembre el Apple KeyNote, una reunión que se puede visitar en directo o visualizar online, en la que presenta los dispositivos tecnológicos más importantes para esta temporada.

Como es habitual, la última Apple KeyNote ha tenido al iPhone de protagonista en sus nuevos modelos y se ha visto acompañado de alguna que otra sorpresa.

¿Ha perdido expectativas Apple KeyNote?

El año pasado, la Apple KeyNote representaba el evento promocional más importante de la compañía en toda su historia. Se celebraba un décimo aniversario del lanzamiento dle primer iPhone y el evento tenía que presentar un digno sucesor, que fue el iPhone X.

La promoción, que duró casi 12 meses desde el mismo fin de la anterior Apple KeyNote, funcionó perfectamente y este smartphone ha sido de los más vendidos para Apple.

Ahora bien, tras un evento de esta magnitud, la siguiente celebración no podía compararse y, como tal, ha llegado de forma mucho más tímida.

Cuando se celebra un evento anual, tras alguna edición decisiva, hay que mejorar los productos anteriores, pero sin perder su continuidad. Esto es precisamente lo que han hecho en Apple, que con la presentación de los modelos XS, XS Max y XR ha podido consolidar una evolución del iPhone X, que ya solo por nomenclatura sigue presente.

Por descontado, también lo está en cuanto a diseño y prestaciones, pero todas ellas han sido mejoradas, para lanzar el mensaje de “ganar más invirtiendo lo mismo”.

La apuesta low-cost en productos premium

Una de las notas negativas para Apple en 2018 ha sido su pérdida de relevancia cuantitativa. Es decir, que Apple vende muchos menos móviles que antes. Esto no ha minado sus ingresos porque el iPhone X es considerablemente más caro, pero sí le limita en cuanto a progresión económica.

Por tanto, Apple ha querido invertir en gama media, con uno de los modelos bastante más económico. La forma de promocionar un producto premium como low-cost es no renunciar a su exclusividad. Por tanto, el nuevo iPhone XR de 799 dólares es el “más caro de los más baratos” en referencia a la gama media.

Mantiene así su exclusividad, se desmarca ligeramente de la competencia, pero constituye un modelo apto para aquellos usuarios que buscan un iPhone realizando una inversión menor.