La necesidad de protección de nuestro hábitat es ya un hecho. El calentamiento global se observa desde finales del siglo XIX, y su incremento anormal al alza parece ya estar soportado en casi un 100% de seguridad en una destacable causa: la producción de gases de efecto invernadero, es decir, aquellas que proceden de la quema de combustibles, la deforestación, la mala eliminación y tratamiento de la basura y los residuos, y la producción de óxido de calcio, utilizado para la fabricación de cemento.

Como podéis ver, con muchas de nuestras acciones diarias podemos contaminar y contribuir a deteriorar nuestro medio ambiente, algo que con sencillas medidas podríamos evitar. A esta misma conclusión han llegado empresas cuya voluntad de cambio y responsabilidad para con nuestro entorno se ha convertido en uno de sus objetivos principales. Este es el caso de Becsa, una constructora que nos llama la atención por su gran orientación hacia la protección del medio ambiente.

Becsa y el medio ambiente

Las características que nos permiten saber si la constructora con la que tratamos se preocupa por nuestro hábitat

Una empresa como Becsa necesita dejar totalmente claras sus intenciones. Para ello cuenta con una política tanto de calidad como de medioambiente en la que deja establecidos todos los principios de obligado cumplimiento de la compañía. Y a esto le añade la aplicación y cumplimiento de normas ISO de calidad como es la 14001, referente a la gestión ambiental efectiva.

Otra característica a tener en cuenta para una empresa constructora interesada en reducir el calentamiento global es el Registro de la Huella de Carbono del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

¿Para qué se utiliza este registro? Es una forma de conocer el impacto que una determinada actividad supone en el calentamiento global. Con la huella de carbono se puede cuantificar las emisiones de gases de efecto invernadero que se liberan a la atmósfera cuando se realiza una actividad

Pero sobretodo lo más diferenciador de Becsa cuenta con otros servicios destinados en exclusiva al medio ambiente. Estos son:

TETma centrada en gestionar todo el proceso de los residuos, desde su recogida inicial hasta el tratamiento y valorización de los mismos. Siempre orientados a los clientes y a la conservación del entorno. Algunas actividades que realiza una empresa de este tipo sería además de la limpieza y transporte de residuos, el diseño, construcción e implantación de instalaciones de eliminación de residuos, de tratamiento y la creación de puntos limpios.

Becsa y Centre Verd

RPB  se encarga específicamente de explotar la planta de valorización y eliminación de residuos urbanos. De esta manera se consigue actuar frente a una de las causas de incremento de producción de gases de efecto invernadero.

Para complementar estos dos servicios, que cuentan con un mismo fin, ncluye Vivers Centre Verd, cuya actividad va desde proyectos de jardinería al mantenimiento de zonas verdes y jardines.

Becsa y las políticas de igualdad, integración y diversidad.

Del mismo modo que la protección del medio ambiente es importante, la igualdad laboral, es otro de los objetivos que deberían cumplirse en todas las empresas. ¿Cómo conseguirlo? En Becsa desde 2009 optan por impulsar políticas de igualdad, integración y diversidad a través, entre otros, de la firma de un acta de garantía de compromiso por la igualdad por el director de Recursos Humanos.

Diferentes medidas que permiten diferenciar unas empresas de otras, unas constructoras de otras, en base a los diferentes valores que respalden, que en este caso son claros: el medio ambiente y la igualdad empresarial.

 

 

 

 

Deja un comentario