1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Uno de los objetivos de desarrollo sostenible impulsados por la ONU para este año 2016 en adelante es combatir el cambio climático. Conservar nuestro medio ambiente es cosa de todos, una necesidad para vivir un mejor presente, y preservar el futuro de la sociedad. Gobiernos, empresas, instituciones y la sociedad en general tienen que ir adquiriendo compromisos para proteger los recursos naturales con los que aún a día de hoy contamos. Hoy queremos presentaros las acciones llevadas a cabo en este aspecto por las empresas constructoras, en concreto el grupo empresarial liderado por Becsa especializado en infraestructuras de puertos, aeropuertos, hospitales, carreteras y obras hidráulicas entre otras. Obras todas ellas que pueden llegar a causar un gran impacto en nuestro entorno.

Compromiso con el medio ambiente

Las características de una constructora verde

Para poder llevar a cabo su compromiso, una empresa constructora que se erige como responsable con el medio ambiente, del modo que lo hace Becsa, necesita establecer una serie de parámetros regulados en los que basarse.

En primer lugar, tienen implementada una norma ISO de calidad, la 14001, certificada externamente y que supone una manera de sistematizar aspectos ambientales de la compañía, promueven la protección ambiental y la prevención de la contaminación de manera equilibrada con los aspectos socioeconómicos. Esto aporta a las empresas una optimización de la gestión de recursos y residuos.

Sumada a esta certificación cuenta con otras normas reconocidas: la ISO 9001, ISO 50001 y la UNE 166.002 que otorgan una garantía de calidad totalmente cubierta

Otro aspecto positivo que destaca en Becsa es su interés por controlar las emulsiones de gases de efecto invernadero. Para conseguirlo están inscritos en el Registro de la Huella de Carbono del Ministerio de Agricultura Alimentación y Medioambiente, la cual implica el compromiso de reducción de estas emisiones.

Becsa y la necesidad de una política de medio ambiente

Toda empresa respetuosa con el medio ambiente debe contar con este tipo de política, junto con la de calidad, en las bases de su empresa.

En Becsa establecen una serie de principios de comportamiento que nos permiten ejemplificar cómo debe actuar una constructora que luche contra la progresión del cambio climático.

Por un lado, la cuantificación. Poder valorar con un número los procesos de calidad, gestión energética y de medio ambiente, permite saber si las fórmulas llevadas a cabo por la compañía han sido suficientes y satisfactorias, además de las valoraciones de los clientes, que consideren el trabajo final dentro de las especificaciones establecidas y bajo los requerimientos de responsabilidad.

Becsa y el medioambiente

Por otro lado, la formación. Se necesita un personal concienciado, motivado y cualificado para poder ejecutar todas las acciones de calidad medioambiental correctamente. Cada empleado en Becsa debe estar implicado y conocer los objetivos de la constructora. Asimismo, se llevarán a cabo medidas de sensibilización cuyo objetivo es trascender más allá del ámbito laboral.

Todo esto necesita ir unido a otro principio: el compromiso. Toda constructora que como Becsa, diga ser responsable con el medio ambiente, tanto en sus productos como desde su misma fábrica, debe comprometerse a cumplir todos los requisitos relacionados con la legislación ambiental y de eficiencia energética que puedan serle vinculados, y a ejecutar todos los planes que se implanten relacionados con la prevención de la contaminación en las obras.

Aportando servicios medioambientales

En el caso concreto de Becsa han querido diferenciarse del resto de constructoras “verdes” y han establecido 3 servicios medioambientales, dos destinados a la gestión de residuos y uno destinado a proyectos de jardinería y mantenimiento de zonas verdes y jardines.

Y es que todos tenemos que aportar en la lucha por el medio ambiente.

 

Deja un comentario